Saltar al contenido principal.


Los Efectos de la Lluvia Ácida – Bosques

Imagen - BosqueA través de los años, los científicos, los silvicultores y otros, han observado que algunos bosques crecen más lentamente. Las hojas de árboles y pinos  adquieren un color café y se caen cuando deberían estar verdes y sanas. En algunos casos extremos, algunos árboles o áreas enteras de un bosque sencillamente mueren sin una razón clara.

Después de extensos análisis, los investigadores ahora saben que la lluvia ácida ocasiona el crecimiento retardado, el daño o la muerte de los bosques. La lluvia ácida ha estado implicada en la degradación de bosques y terrenos de muchas regiones del este de los Estados Unidos, particularmente en el caso de los bosques a gran altura en los Apalaches, desde Maine hasta Georgia, que abarcan regiones tales como las de los parques nacionales Shenandoah y Great Smoky Mountains. Es evidente que la lluvia ácida no es la única causa de tales condiciones. Otros factores contribuyen al estrés general de esas áreas, incluyendo los contaminantes del aire, los insectos, las enfermedades, las sequías y el clima demasiado frío. De hecho, en la mayoría de los casos, los daños causados por la lluvia ácida en los árboles ocurren debido a los efectos combinados de la lluvia ácida y esos otros factores ambientales causantes de estrés. Después de muchos años de recopilar información relativa a los aspectos químicos y biológicos de los bosques, los investigadores comienzan a entender la manera en que la lluvia ácida actúa en el terreno, los árboles y otras plantas de los bosques.

La Lluvia Ácida en el Suelo de los Bosques

Un aguacero primaveral en los bosques lava las hojas y cae por los árboles al suelo del bosque. Parte de esa lluvia corre por el terreno y llega a arroyos, ríos o lagos, y otra parte empapa el suelo. Ese suelo puede neutralizar total o parcialmente la acidez producida por el agua de lluvia ácida. Esta característica se conoce como capacidad de amortiguamiento y, sin ella, el suelo se vuelve más ácido. Las diferencias en la capacidad de amortiguamiento del suelo constituyen una razón importante por la que en algunas áreas que reciben lluvia ácida se muestran daños extensos, mientras que en otras que reciben casi el mismo volumen de lluvia ácida no muestran ningún daño evidente. La capacidad de los suelos de los bosques para resistir o amortiguar la acidez depende del grosor y la composición del terreno, así como del tipo de roca subyacente sobre la cual se encuentra dicho terreno. Los estados de la región central de Estados Unidos, tales como Nebraska e Indiana, tienen terrenos con buen amortiguamiento. Algunos lugares del noreste montañoso, tales como las montañas Adirondack y Catskill de Nueva York, tienen terrenos delgados con poca capacidad de amortiguamiento.

Principio de la página

Cómo Daña la Lluvia Ácida a los Árboles

La lluvia ácida por lo general no mata directamente a los árboles. Es más probable que los debilite al dañarles las hojas, limitar los nutrientes que reciben o al exponerlos a substancias tóxicas que escapan lentamente del terreno. Con mucha frecuencia, los daños que sufren los árboles o su muerte son la consecuencia de esos efectos de la lluvia ácida combinados con uno o más factores agresores.

Los científicos saben que el agua ácida disuelve los nutrientes y minerales útiles del terreno y luego los arrastra consigo antes de que los árboles y otras plantas puedan usarlos para su crecimiento. Al mismo tiempo, la lluvia ácida permite que escapen al terreno substancias que son tóxicas para los árboles y las plantas, tales como el aluminio. Los científicos consideran que esta combinación de la pérdida de nutrientes del terreno y el aumento de aluminio tóxico puede ser una de las maneras en que la lluvia ácida daña los árboles. Tales substancias también son arrastradas por el escurrimiento hacia los arroyos, ríos y lagos. Cuanto más ácida es la lluvia, más de esas substancias se escapan del terreno.

Los árboles, no obstante, pueden sufrir los daños debidos a la lluvia ácida aun cuando el terreno tenga buen amortiguamiento. Los bosques de regiones montañosas elevadas con frecuencia se hallan expuestos a una mayor acidez que otros bosques porque tienden a estar rodeados de nubes y niebla ácidas, cuyo grado de acidez es superior al de la lluvia. Los científicos creen que cuando las hojas están frecuentemente cubiertas por esta niebla ácida, se disuelven los nutrientes de las hojas de los árboles y pinos. Esa pérdida de nutrientes en su follaje disminuye la resistencia de los árboles a los daños producidos por otros factores ambientales, particularmente el frío del invierno.

Principio de la página

Cómo Afecta la Lluvia Ácida a Otras Plantas

La lluvia ácida puede causar daños a otras plantas de la misma manera que a los árboles. Si bien están expuestas a los daños producidos por otros contaminantes tales como el ozono al nivel del suelo, los campos de cultivo no se ven seriamente afectados dado que los agricultores con mucha frecuencia le añaden fertilizantes a la tierra, a fin de reemplazar los nutrientes que hayan sido arrastrados. También pueden añadirle al terreno piedra caliza triturada. La piedra caliza es un material alcalino que aumenta la capacidad del terreno para actuar como amortiguador contra la acidez.

Principio de la página


Local Navigation


Saltar al contenido principal.