An official website of the United States government.

We've made some changes to EPA.gov. If the information you are looking for is not here, you may be able to find it on the EPA Web Archive or the January 19, 2017 Web Snapshot.

News Releases

News Releases from HeadquartersLand and Emergency Management (OLEM)

La EPA se prepara para la temporada de huracanes 2018, sobre la base de las lecciones aprendidas gracias a las respuestas sostenidas de emergencia en 2017

07/13/2018
Contact Information: 
Oficina de Prensa de la EPA (press@epa.gov)

WASHINGTON, D.C. — La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) se ha unido con socios en los gobiernos a nivel federal, tribal, estatal y local en cuanto a la preparación para la temporada de huracanes 2018 en el Atlántico. El 5 de junio, los más altos líderes de la EPA se reunieron en Nueva Orleans, Luisiana, para abordar los preparativos de la agencia para la temporada de huracanes 2018.

“La EPA se encuentra lista junto con nuestros socios a todo nivel para responder ante la temporada de huracanes 2018”, señaló el administrador interino de la EPA, Andrew Wheeler. “En vista de la labor experta de preparación y rápida respuesta de nuestros equipos durante los huracanes del año pasado, confiamos en que responderemos aceleradamente para dar el apoyo necesario y minimizar los efectos en la salud pública y el medio ambiente.”

La semana pasada, el huracán Beryl se convirtió en la primera tormenta con nombre en el Atlántico dentro de la temporada de huracanes 2018. El personal de REOC de la EPA monitoreó el huracán Beryl en caso de que tocara tierra en Puerto Rico y las USVI. La EPA y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) colaboraron estrechamente con el gobierno de Puerto Rico, las Islas Vírgenes Estadounidenses (USVI), y municipios en los últimos meses para abordar las lecciones aprendidas tras el huracán María y asegurar que las islas estén mejor preparadas para la temporada de huracanes en todos los niveles.

Actualmente, la EPA tiene aproximadamente 60 empleados asignados en Puerto Rico y las USVI, además en el Centro Regional de Operaciones de Emergencia situado en Edison, NJ dedicado a tareas de respuesta, recuperación y preparación. La EPA está brindando mantenimiento y combustible a los generadores utilizados para abastecer de energía algunos sistemas públicos de suministro de agua en Puerto Rico, los cuales se quedarán en la isla en caso de que sean necesarios para respuestas futuras.

Tal como lo demostraron las respuestas dinámicas del año pasado ante los huracanes Harvey, María e Irma, la EPA está preparada para responder ante las amenazas críticas al medioambiente y la salud pública. El programa de respuesta de emergencia de la agencia mitiga los efectos al medioambiente y a la salud que tienen los desastres naturales y originados por el hombre. La temporada de huracanes del Atlántico abarca oficialmente desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre.

Lo que hacemos

La EPA apoya la preparación y respuesta ante huracanes de muchas maneras, como:

  • Movilizar socorristas de emergencia: La EPA tiene aproximadamente 230 socorristas de emergencia preparados para ser enviados a cualquier punto del país a fin de responder ante emergencias. Se enviaron más de 1,500 empleados y contratistas de la EPA a las regiones afectadas y los Centros de Operaciones de Emergencia de la EPA proporcionaron apoyo técnico y reactivo durante la respuesta ante los huracanes de 2017. 
  • Abordar la escasez de combustible: La Ley de Aire Limpio permite al administrador de la EPA, en consulta con el secretario del Departamento de Energía de los EE. UU., aplicar exenciones de ciertos requisitos de combustible para abordar la escasez que ocurre debido a tormentas. Las exenciones temporarias pueden ayudar a asegurar que haya un suministro adecuado de gasolina en el área afectada, en particular para vehículos de emergencia. Durante los huracanes Harvey, Irma y María, la EPA emitió 14 exenciones separadas de combustible.
  • Activar sistemas móviles: La EPA posee varios sistemas para ayudar a reunir datos a fin de asistir al personal de emergencia con las actividades de respuesta. Estos son:
    • ASPECT – la única plataforma en el país para la detección química y radiológica aérea, con imágenes infrarrojas y fotográficas. La EPA utilizó el avión de ASPECT para proporcionar información química en tiempo real a los socorristas después de la explosión de la planta química Arkema durante el huracán Harvey  
    • PHILIS – un laboratorio móvil para análisis de campo de muestras de aire, tierra y agua
    • TAGA – un laboratorio móvil capaz de monitorear en tiempo real el aire ambiente, muestrear y analizar emisiones del aire exterior
  • Asegurar sitios Superfund: La EPA evalúa las condiciones en los sitios Superfund que se encuentren en la vía de la tormenta y asigna a los administradores de sitios las tareas de evaluar condiciones y prepararse para vientos de gran intensidad y precipitaciones extremas. Después de tormentas e inundaciones, la EPA realiza evaluaciones para determinar los daños e iniciar planes de limpieza, si es necesario. Cesan todas las actividades en los sitios ubicados en la vía de la tormenta hasta que se comunique lo contrario y se haya asegurado el equipo en el sitio. Durante los huracanes Harvey, Irma y María, la EPA llevó a cabo aproximadamente 250 evaluaciones de sitios Superfund.
  • Evaluar las condiciones en plantas industriales importantes: La EPA evalúa las condiciones en las plantas industriales importantes que se hallen en la vía de la tormenta para identificar impactos potenciales y contramedidas. La Agencia realiza inspecciones de seguimiento y evaluaciones de daños en respuesta a los informes dentro de la jurisdicción de la EPA. Durante la respuesta a los huracanes Harvey, Irma y María, esto incluyó aproximadamente:
    • 1,130 evaluaciones de campo de Planes de administración de riesgo
    • 345 evaluaciones de campo de Planes de respuesta en la sede
    • 7,100 centros para administrar escombros tras los desastres
    • 320 derrames/descargas
    • 4,025 contenedores evaluados (esto incluyeron tanques o contenedores en plantas costeras productoras de petróleo y gas natural)
  • Monitorear sistemas públicos de agua: Los sistemas de agua pueden verse afectados gravemente durante los huracanes debido a mareas de tempestad, inundaciones o pérdida de energía debido a los vientos extremos. La EPA utiliza su sistema de seguimiento para identificar sistemas en la vía de la tormenta. Después de la tormenta, y si el estado solicita asistencia federal, la EPA efectúa evaluaciones de daños de los sistemas tanto de agua potable como de aguas sanitarias para identificar el impacto en bienes críticos y asistir con la recuperación. En respuesta a los huracanes Harvey, Irma y María, la EPA y sus socios evaluaron aproximadamente:
    • 6,200 sistemas de agua potable
    • 1,220 sistemas de aguas sanitarias
  • Administración de escombros e infrastructura afectada: Además, la EPA evalúa escombros contaminados, infraestructura afectada por la tormenta y amenazas a la salud humana y al medioambiente. La Agencia está preparada para evaluar y limpiar propiedad pública y privada, dejar la propiedad segura sin materiales peligrosos, y facilitar la eliminación de desechos sólidos, ceniza y escombros.

En general, la EPA colabora con socios en los gobiernos a nivel federal, tribal, estatal y local para responder ante derrames de petróleo; sustancias químicas, biológicas, emisiones radiológicas; y emergencias nacionales a gran escala.

Para obtener información adicional en inglés sobre las capacidades de respuesta de la EPA ante emergencias, visite: https://www.epa.gov/emergency-response.