An official website of the United States government.

Due to a lapse in appropriations, EPA websites will not be regularly updated. In the event of an environmental emergency imminently threatening the safety of human life or where necessary to protect certain property, the EPA website will be updated with appropriate information. Please note that all information on the EPA website may not be up to date, and transactions and inquiries submitted to the EPA website may not be processed or responded to until appropriations are enacted.

We've made some changes to EPA.gov. If the information you are looking for is not here, you may be able to find it on the EPA Web Archive or the January 19, 2017 Web Snapshot.

News Releases

News Releases from Region 10

Los principales consejos de la EPA para respirar con más facilidad en condiciones de calor y humo

09/07/2017
Contact Information: 
Lina Younes (younes.lina@epa.gov)
202-564-9924

Los médicos e investigadores concuerdan: la amenaza mayor a la salud provocada por respirar humo proviene de las partículas finas que se alojan profundamente en sus pulmones, lo que dificulta o imposibilita el que sus pulmones puedan expulsarlas naturalmente a lo largo del tiempo. Estas partículas microscópicas—2.5 micrones o más pequeñas—pueden entrar en sus ojos o sistema respiratorio, donde pueden ocasionar problemas de salud como ardor en los ojos, secreción nasal, tos persistente, y pueden agravar enfermedades como el asma y la bronquitis.

Casi todo el mundo sufre consecuencia de las exposiciones al humo de corta duración debido a que el efecto dañinos de la contaminación del aire en nuestros pulmones. Sin embargo, para los ancianos, los niños o las personas con problemas de respiración, el respirar humo aunque sea por espacios breves de tiempo pueden provocar serios riesgos. Las partículas finas de humo pueden agravar el asma y enfermedades crónicas del corazón y pulmones y hasta pueden estar vinculadas a muertes prematuras en personas que padecen estas condiciones.

A fin de cuentas: por el bienestar de sus pulmones, es una buena idea evitar respirar el humo dondequiera y siempre que pueda. Todos deberían de tomar los siguientes pasos cuando hayan condiciones en las cuales haya humo o incendios forestales:

  1. Prevenga los incendios forestales antes de empezar. Prepare, construya, mantenga y extinga las fogatas de manera segura. Sea consciente de las prohibiciones de quemar y siga las normas locales si usted tiene intenciones de quemar los desperdicios del jardín o desechos de madera. Siga todas las restricciones estatales y locales cuidadosamente para prevenir los incendios forestales antes de que comiencen. Favor de no arrastrar las cadenas de su remolque porque pueden echar chispas e incendiar la hojarasca y los matojos a lo largo de las carreteras.
  1. Consulte los informes de calidad de aire en su localidad. Escuche y vea las noticias o siga las advertencias de salud sobre el humo. Consulte los niveles del Índice de Calidad de Aire (AQI, por sus siglas en inglés) en su comunidad, o consulte el informe de AirNow.gov .  Además, preste atención a los mensajes de salud pública sobre las medidas de seguridad. Con frecuencia, la información más completa aparecerá en el blog sobre incendios forestales de su estado, incluyendo la información más actualizada sobre pronósticos de humo en su localidad.
  1. Use su sentido común. Si hay mucho humo al aire libre, probablemente no sea el mejor momento de cortar el césped, excavar para sacar una vieja línea de irrigación o salir a correr. Cualquier actividad que le cause respirar más profundamente aumentará su exposición a las partículas finas de humo. También es buen momento de alentar a sus hijos a tomar un descanso y jugar al interior hasta que el humo se disipe.
  1. ¡Si le avisan de permanecer al interior, QUÉDESE ADENTRO! ¡Tome pasos para mantener el aire al interior de su hogar lo más limpio posible. Evite usar chimeneas de madera, estufas de leña, estufas de gas, incluyendo velas! Demás está decir: no fume. El fumar perjudica sus pulmones y puede hacer daño a las personas que le rodean.
  1. Siga los consejos de su médico. Si usted tiene asma u otro padecimiento de los pulmones, siga las advertencias de su medico sobre los medicamentos que tiene que tomar y siga su plan para el manejo del asma. Llame a su médico si sus síntomas se empeoran. Hable con su médico (con anticipación) sobre las decisiones que debe tomar si va abandonar su área y cuándo debe hacerlo. Nota: Si no tiene un aire acondicionado, el permanecer en el interior con las ventanas cerradas podría ser muy peligoso en casos de calor extremo. En estos casos, busque un albergue alterno, sea con familiares o un refugio con aire más limpio.

Para más información en inglés sobre los efectos de respirar el humo: https://cfpub.epa.gov/airnow/index.cfm?action=smoke.index