An official website of the United States government.

News Releases

News Releases from HeadquartersOffice of the Administrator (AO)Office of Policy (OP)

La Administración Trump anuncia Una Regla Nacional del Programa sobre la precedencia federal de las normas estatales de economía de combustible

09/19/2019
Contact Information: 
Oficina de prensa de la EPA (press@epa.gov)

WASHINGTON (19 de septiembre de 2019) — El presidente Trump prometió al pueblo estadounidense que su administración abordaría y corregiría las normas actuales de economía de combustible y gas invernadero, así hoy, su Administración está tomando medidas para cumplir esta promesa.

Hoy, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) del Departamento de Transportación de los EE. UU. y la Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU. (EPA, por sus siglas en inglés) tomaron una medida inicial para finalizar la propuesta Regla de Vehículos más Segura, Asequible y Eficiente en cuanto a combustible (SAFE) emitiendo una medida final titulada “Una Regla Nacional del Programa”, que permitirá al gobierno federal proporcionar normas uniformes de emisiones en todo el país sobre economía de combustible y gas invernadero para automóviles y camionetas.

Siendo una primera prioridad para el presidente Trump, cuando estén finalizadas, las normas propuestas de la Regla para Vehículos SAFE establecería normas alcanzables de emisiones para economía de combustible y gas invernadero que ayudarán a asegurar que más estadounidenses tengan acceso a vehículos más seguros, más asequibles y más limpios que satisfagan las necesidades de sus familias. Se proyecta que las normas de la regla SAFE ahorrarán al país miles de millones de dólares y reforzarán la base manufacturera nacional estadounidense al sumar millones de ventas de vehículos nuevos. Lo más importante es que dado que los vehículos más nuevos son más seguros que nunca antes, se proyecta que las nuevas normas salvarán miles de vidas y prevendrán la hospitalización de decenas de miles de estadounidenses por accidentes vehiculares.

“La medida de hoy cumple el compromiso del presidente Trump de establecer normas uniformes de economía de combustible para los vehículos en todo Estados Unidos, asegurando que ningún estado tenga la autoridad de optar por no acatar las reglas del país, y ningún estado tenga el derecho de imponer sus políticas en el resto del país”, señaló la secretaria de Transportación Elaine L. Chao.

“Hoy estamos entregando un elemento crucial del compromiso del Presidente Trump de abordar y corregir las normas actuales de economía de combustible y emisiones de gas invernadero”, comentó Andrew Wheeler, administrador de la EPA. “Una norma nacional aporta la certeza reglamentaria que tanto necesita la industria automotriz y prepara el terreno para la regla SAFE final de la Administración Trump que salvará vidas y promoverá el crecimiento económico al reducir el precio de los nuevos vehículos para ayudar a que más estadounidenses compren camionetas y automóviles más nuevos, más limpios y más seguros.”

La medida de hoy finaliza partes cruciales de la Regla para vehículos SAFE que fue propuesta por primera vez el 2 de agosto de 2018. Esta medida aporta certeza que tanto necesitan los consumidores y la industria al aclarar que la ley federal tiene precedencia sobre las normas estatales y locales de emisiones de gas invernadero (GHG) de los tubos de escape así como los mandatos de emisiones vehiculares cero (ZEV). Específicamente, en esta medida, la NHTSA afirma que su autoridad estatutaria para establecer normas de economía de combustible aplicables en todo el país bajo las disposiciones expresas de precedencia de la Ley de política y conservación de energía dicta que dichos programas estatales y locales quedan sometidos a precedencia. Por su parte, la EPA retira la exención de precedencia de la Ley de aire limpio que otorgó al Estado de California en enero de 2013 en cuanto a los programas de gas invernadero y emisiones vehiculares cero de California. La capacidad de California para hacer cumplir su programa de bajas emisiones vehiculares y otras normas de aire limpio para abordar emisiones vehiculares nocivas que forman smog no se ve afectada por la medida de hoy.

Esta medida ayudará a asegurar que habrá solo un único conjunto de normas nacionales de emisiones sobre economía de combustible y gas invernadero para los vehículos. Las agencias continuarán colaborando para finalizar las partes restantes de la Regla para vehículos SAFE, a fin de abordar las revisiones propuestas a las normas federales de emisiones sobre economía de combustible y gas invernadero.

Hoy, en Una Regla Nacional del Programa, la NHTSA y la EPA han efectuado las siguientes determinaciones:

Conforme al mandato del Congreso en la Ley de política y conservación de energía, solo el gobierno federal puede establecer normas de economía de combustible, y los gobiernos estatales y locales no pueden establecer sus propias normas separadas de economía de combustible. Esto incluye leyes estatales que afectan sustancialmente las normas de economía de combustible (como normas de emisiones de gas invernadero de tubos de escape y mandatos de emisiones vehiculares cero). 

Además, la EPA retira la exención de la Ley de Aire Limpio de 2013 que autorizaba a California a implementar su propia norma de emisiones de gas invernadero de tubos de escape (norma de economía de combustible) y el mandato de emisiones vehiculares cero. Por lo tanto, estos dos programas quedan también prohibidos por la Ley de aire limpio.

En adelante, California debe continuar aplicando sus programas para abordar el smog y otras formas de contaminación tradicional del aire que causan los vehículos motorizados. El estado debe redoblar sus esfuerzos por abordar la peor calidad del aire en los Estados Unidos y lograr finalmente cumplir con las Normas nacionales de aire ambiental de la EPA, donde durante décadas ha dejado de abordar las condiciones de incumplimiento serio, grave y extremo en diversas áreas dentro del estado.

Se encontrarán más detalles en el sitio web de la NHTSA y en el sitio web de la EPA.